Las claves para evitar la humedad en tu hogar durante el invierno

  • Evitar humedad invierno es una de las tareas esenciales que se deben realizar en casa, debido a que este tipo de ambiente puede contribuir al desarrollo de enfermedades – principalmente en los bronquios. También contribuye a la formación de hongos, sirviendo como hábitat para termitas, polillas y cucarachas. Al notar humedad en tu casa o departamento, lo primero que debes hacer es descartar que la humedad sea causada por fallas en la estructura de la vivienda, revisa los siguientes puntos:

Filtraciones: se producen cuando hay una grieta en las paredes o techos, por la cual se filtra el agua desde el exterior hacia el interior.

Cañerías en mal estado: como las cañerías están instaladas de forma interna, es difícil conocer su estado; sin embargo, en presencia de manchas localizadas de humedad o moho, lo más probable es que se esté liberando agua de forma constante en esa zona y exista el riesgo de que colapse.

Sellado deficiente en las uniones de los ladrillos: en estos casos la humedad externa atraviesa las paredes con facilidad, especialmente en invierno, ya que la exposición al agua es constante.

Paredes no impermeabilizadas: sin un correcto tratamiento, las paredes no son capaces de repeler el agua del exterior y la acumulan e ingresan al hogar.

Poca ventilación: si no existe un flujo de aire constante al interior del hogar, la humedad se acumula porque el agua no logra evaporarse.

Cómo evitar humedad invierno

  1. Evaluar el exterior de las paredes y repararlas con un impermeabilizador

Es importante quitar toda la pintura – y la sal producida por la humedad – antes de aplicar el producto. Se recomienda utilizar dos capas, por seguridad.

  1. Limpiar las paredes interiores

Hazlo con una mezcla de agua y cloro, para luego pintarlas con esmaltes antihumedad y antihongos. También se pueden utilizar recubrimientos fungicidas

  1. En closets y gabinetes de cocina

Se pueden utilizar bolas absorbentes de humedad o recipientes con sal marina en las esquinas.

  1. Dejar una salida de aire al usar estufas o calefactores

Para que la humedad evaporada por el calor pueda abandonar las habitaciones.

  1. Zeolita para las zonas difíciles

Como la parte baja de las paredes, esquinas, baños y cocinas. Este mineral se vende en distintos formatos; es un excelente absorbente y en algunos casos incluso se puede reutilizar si se deja secar. No hay restricción en la cantidad a utilizar, pues la zeolita no representa ningún riesgo para la salud.

  1. Dejar las ventanas del baño abiertas después de ducharse

También es importante cerrar la puerta, para que la humedad no se disipe hacia el resto de la casa.

  1. Dejar una brecha entre los muebles y las paredes

Para que el aire pueda circular y se ventile el ambiente.

  1. Jamás tender la ropa en el interior de la casa

Porque la humedad se queda dentro, sobre todo cuando la temperatura ambiental baja y se busca mantener el calor dejando las ventanas cerradas.

  1. Tener plantas absorbentes de humedad

La hiedra, el bambú, el lirio de la paz, la palma y el clavel de aire no sólo son decorativos para el hogar, sino también de mucha utilidad para mantener este problema al margen.

Al seguir estas claves es posible proteger el hogar de la humedad y mantener alejados los problemas de salud que más afectan a las personas durante el invierno.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?